Quedan pocos días para que comience la cuaresma y en Mallorca no hay colegio que no esté  preparándose para la confección de su propia  Jaia Corema.

La Jaia Corema también conocida como Jaia Serrada, es la representación gráfica de la cuaresma, periodo de penitencia que va desde el miércoles de ceniza hasta hasta el Domingo de Pascua, cuarenta y un días en los que antiguamente estaban marcados por el ayuno y la abstinencia.

Como su nombre ya indica, jaia que es abuela y corema que es cuaresma, es una anciana hecha de papel, cartón o madera pintada, con una gran falda, pañuelo a la cabeza, un bacalao en una mano y una cesta de verduras en la otra. Lo más peculiar de esta mujer es que tiene siete piernas, que representan las siete semanas de Cuaresma. El primer día se cuelga a la anciana en la cocina o en el comedor, y cada domingo se le corta una pierna de las siete que tiene, hasta que el Sábado Santo se queda sin ninguna y se desecha lo que queda de ella. También hay que destacar que a mitad de Cuaresma le realizaban una “operación”, de ahí le viene el nombre que llevaba de serrada, y era que el jueves de la cuarta semana, cuando ya había pasado media festividad, bajaban la anciana y la serraban por la mitad, porque ya había transcurrido media Cuaresma”

Antiguamente cuando llegaba el Sábado Santo, los jóvenes de la época expresaban su alegría, ya que al fin terminaba un periodo de sacrificios y privaciones. Ya lo dice una canción popular mallorquina, en un tono de exageración irónica:

«Sa Corema ja és passada;
Mare de Déu que no torn!,
que tenc s’esquena escorxada
d’anar-me a colgar dejorn»

Es una bonita tradición que a pesar de que el tiempo de Cuaresma ha perdido intensidad por la laicización de la sociedad, se sigue manteniendo hoy en día en las escuelas y casas mallorquinas.

Compare Listings

TitlePriceStatusTypeAreaPurposeBedroomsBathrooms